Historia de la Comida con Insectos

Actualmente alrededor del mundo se esta dando un fenómeno que es el de comer insectos, se viene dando desde hace muchísimo tiempo y ha ido evolucionando,  tanto así que ahora se conocen platillos al estilo gourmet los cuales llevan como su principal ingrediente a los insectos,  a continuación podrás encontrar un poco de información de la historia de esto,  que es considerado como un tabú en algunas partes del mundo.

Entomofagia

A la ingesta de arácnidos, insectos o artrópodos se le conoce con el nombre de entomofagia, actualmente es un hábito alimenticio muy extendido en algunas culturas del mundo como la asiática,  africana, australiana,  entre otras,  mientras que en otras culturas es considerado totalmente como un tabú.

Es muy posible que los insectos formen parte de la dieta alimenticia del los humanos desde épocas remotas, desde mucho antes de que desarrollaran herramientas para la caza o para la agricultura.  Hay evidencias que se han encontrado a lo largo de la historia de la la humanidad que nos hacen pensar en distintas hipótesis,  estas hipótesis surgen del análisis que se le han realizado a algunos coprolitos que son simplemente heces fosfatizadas, halladas en cuevas de los Estados Unidos y México. Los coprolitos han sido hallados en unas cuevas de las montañas Ozark, los cuales fueron analizados por científicos, encontrando hormigas, larvas de cucarachas,  piojos,  termitas y garrapatas.

Las pinturas rupestres representan una serie de colección de nidos de abejas tal y como están representadas en las cuevas de Altamira en el norte de España que datan aproximadamente de los años 9.000 al 30.000 a. C. En dichos épocas los seres humanos se alimentaban de pupas ( es el estado por el que pasan los insectos en el curso de la metamorfosis que los lleva del estado de larvas al de adultos) y otros insectos endulzados con miel. Se han encontrado larvas de gusano de seda silvestre en la ruinas de Shanxi, provincia de China, con fecha aproximada de 2.000 a 2500 a. C.,  los restos con grandes agujeros dan una posible ingesta con instrumentos humanos. Muchas de estas costumbres y prácticas culinarias relacionadas a la entomofagia han perdurado en el tiempo y han pasado a la actualidad,  formando a lo que se le conoce como entomofagia tradicional.

La entomofagia procura principalmente proteínas.  La gran concentración de proteínas crecer una vez que el insecto se haya preservado seco,  pudiendo llegar a un 60% aproximadamente,  incluso algunas orugas pueden llegar a tener entre el 30% y el 80% de contenido proteico. Además los insectos también pueden aportar a la dieta humana de vitaminas,  y dentro de una misma especie depende en gran medida del hábitat.  Un ejemplo de las proteínas que puede tener un insecto es el saltamontes que tiene un 20% de proteínas frente a un filete de ternera el cual posee un aproximado de 27%.

Lo insectos por lo general tienen una gran eficiencia en la conversión de los alimentos,  su altísimos nivel de reproducción aprovecha al máximo los nutrientes de su hábitat para que los convierta en proteínas, grasas, vitaminas entre otras cosas. Algunos estudios han demostrado que hay insectos que producen proteínas a un ritmo muy superior al de otras especies de animales que proveen carne a los humanos,  incluso se dice que pueden llegar hasta cerca de 20 veces la producción que puede tener una vaca.  Esta es una de las razones por la que los estudios de algunas agencias de alimentación han llegado a pensar que los insectos podrían ser la fuente principal de proteínas en la alimentación del los humanos en un futuro,  siendo además una de las formas de vida probablemente más dominantes en nuestro planeta,  y no es difícil pensar en ellos ante un crecimiento de la población como el que se vive actualmente.

Los insectos están presentes de alguna u otra forma, ya que ellos se encuentran en los alimentos comunes, especialmente en los granos cereales. La mayoría de las personas no son conscientes de que las leyes alimentarias de muchos países no prohíben la existencia de los insectos en las comidas ya que consideran que son una forma importante de proteínas y que además no disminuye la calidad de la misma.  Por ejemplo el arroz suele tener numerosos insectos en sus granos,  y nosotros somos inconscientes de esto.

[Total: 0   Promedio: 0/5]