Países donde consumen insectos

 

¿En que lugares del mundo se comen insectos?

La Entomofagia es un hábito muy popular en el continente Asiático, Africano, gran parte de América Latina y Oceanía. De hecho, más que popular, es una práctica tradicional en regiones como China, Tailandia y México. En donde ha sido habitual desde siempre entorno a su cultura.

Si visitas alguno de los países mencionados u otros de los continentes antes enunciados en donde la Entomofagia es una práctica común es posible que alguien te ofrezca un trago de vino de hormigas para darte la bienvenida, o que tal vez te regalen chocolates con grillos, te preparen ricas galletas de orugas o te den a probar saltamontes fritos con un poco de guacamole para intensificar el sabor.

Es posible también que vayas al mercado en cualquiera de estos lugares y te topes con harinas elaboradas con variados insectos como mariposas, grillos o lombrices y no solo con las harinas tradicionales hechas con trigo.

También en los puestos de mercado que se suelen colocar en las calles de algunas de estas regiones podrás seguramente encontrar variedades en insectos frescos que puedes adquirir si lo deseas.

Si eres oriundo de países occidentales o de Norte América, no estarás acostumbrado a esto ¿Verdad?  Te resultará de lo más curioso presenciarlo en otros lugares porque no estarás habituado a la venta de insectos para su consumo y menos a que alguien te ofrezca un platillo contentivo de un insecto o artrópodo como ingrediente.

Lo cierto es que la Entomofagia ha ido ganando adeptos también en Estados Unidos y algunas regiones Europeas, como España, por ejemplo. Pero no es habitual y cuenta con muchos adversos.

Pero en los lugares mencionados primeramente son tan comunes los platillos con insectos como lo es la harina de maíz o el consumo de carne de vaca, cerdo, ternera, pescado, etc, en cualquier lugar… Algo que aún no ha traspasado la barrera europea y norteamericana del todo.

Es verdaderamente contradictoria la aprobación en cuanto al consumo de carne en general y la aversión al consumo de insectos, pero es una realidad en muchos lugares.

Esa aversión que no han logrado superar muchos constituye la barrera a esta práctica y gira entorno a cierto tabú que se tiene por el consumo humano de insectos.

A las personas oriundas de los países en donde la Entomofagia no es común les causa generalmente antipatía el consumo de insectos simplemente porque no es algo arraigado a su cultura. Sin embargo, ya hasta la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) le ha dado el visto bueno a esta práctica mediante un informe en el que resaltan los beneficios del consumo de insectos para la salud humana y la preservación del planeta. Beneficios de los que se hablará más adelante en esta guía.

Por ahora, en lo que a este apartado respecta se hablará un poco de las costumbres entorno a la Entomofagia en varios países alrededor del mundo a continuación:

China:

En China prácticamente no existe ningún prejuicio relacionado con el arte culinaria y con la alimentación en general. Es reina en lo que a la comida exótica se refiere.

Básicamente en este país consumen todo tipo de carnes y los platillos más particulares que pudiésemos imaginar.

En lo relacionado a la Entomofagia en este país el consumo de insectos y artrópodos es normal y se remonta a tiempos antiguos.

Destaca el consumo de saltamontes y escarabajos y el vino de hormigas, el cual es realmente típico en esta región.

En mercados y puestos de comida por doquier es común encontrarse con la más variada diversidad de bichos asados o fritos en pinchos para su consumo directo o frescos. Esencialmente encontraremos escorpiones en brochetas ya que son muy demandados por los consumidores.

En regiones como Kunming, por su parte, destaca la venta y consumo de larvas de cocoteros.

Esta región también cuenta con numerosas tiendas especializadas que se dedican a vender toda clase de insectos o artrópodos a gusto de los consumidores.

Filipinas:

Filipinas es otro de los países en donde la Entomofagia es practicada con naturalidad.

Destaca en este país el consumo de hormigas rojas fritas en variadas celebraciones que allí se llevan a cabo.

También suelen consumir  escarabajo pelotero tostado añadido a bebidas exóticas o alcohólicas.

Indonesia:

Otro país en donde se acepta la Entomofagia es Indonesia, en donde destaca el consumo de libélulas.

África:

En África el consumo de insectos es muy común. De hecho, en este continente se acogió la Entomofagia como una solución dentro de la lucha contra la hambruna y desnutrición infantil que azota gran parte de sus regiones.  Principalmente Kenia.

En este continente se consumen en mayor proporción respecto a otras especies: Orugas, cigarras, termitas y larvas de gorgojos.

Brasil:

Quizás la Entomofagia no ha prosperado grandemente en Brasil pero en muchas de sus ciudades las hormigas reinas son consideradas un verdadero manjar.

Por otra parte sus habitantes tribales sí que practican la Entomofagia con naturalidad.

Colombia:

En Colombia, específicamente en la región de Santander  es común el consumo de las llamadas Hormigas culonas, las cuales exportan a otras partes del mundo.

Estas delicias suelen consumirse fritas pero también se les suele ver como añadido a algún platillo como las pizzas, o en salsas y guisados.

En este país también se consume en gran proporción la harina de grillo.

Pueblos tribales de América Latina:

Entre la cultura de los pueblos tribales que hacen vida en Amazonia, Venezuela, Colombia u otras regiones la Entomofagia forma parte de su régimen alimenticio habitual.

Estos son solo algunos de los países y costumbres de las regiones en donde la Entomofagia es más común. En muchas otras regiones esta es practicada.

La entomofagia mejor conocida como el arte de comer insectos,  la emplean en América Central y Sudamérica,  en Asia, Australia y África.

Los principales países consumidores de insectos alrededor del mundo están conformados por China, India, México, Uruguay, Egipto, Sudáfrica, Tailandia, Japón, Chile, Marruecos, Somalia y Australia. Pero también hay muchos otros países tropicales que se unen a la practica de la peculiar e incluso considerada por muchos extraña entomofagia.

A estas alturas es algo ridículo escandalizarse ante costumbres gastronómicas que se encuentran asentadas a la cultura ancestral y en las despensas autóctonas por mucho que nos choquen. Por medio de viajes estamos descubriendo ingestas gourmet de los más exóticas. Descubrimos un fenómeno llamado insectomanía que forma parte de la alimentación diaria de miles de millones de personas. En Europa la mentalidad al cambio va introduciéndose poco a poco, y esto es gracias al valor proteico que poseen los insectos , pero hay algo que influye mucho y es el asco, ¿asco?, Si, Muchas personas se marearían al imaginarse comiendo un crujiente saltamontes, un escorpión saladito, arácnidos, un grillo aderezado o una jugosa larva. Dejemos a un lado un poco los escrúpulos y abramos la mente para atrevernos a deleitar los insectos.

México

Según los últimos estudios el país que más especie de insectos y animalitos consume es México. En estados como Querétaro, Tlaxcala, Hidalgo, Puebla, Guerrero y Oaxaca;  encontraras incorporadas a las rutinas gastronómicas desde tiempos precolombinos, en especial en territorios rurales,  los gusanos de maguey, los escamoles fritos o braseados,  picantes y en algunas tortillas. Algo de lo más popular es una gran variedad de saltamontes que se sirven enchilados o marinados en limón como aperitivos,  pero la moda actual los ha llevad a ser estrellas de los platos de la alta cocina.

En todo México la Entomofagia es habitual pero predomina en ciertas regiones como el Distrito Federal, Oaxaca, Guerrero, Puebla y Veracruz.

Es bien conocido que en este país aman el picante y dentro del consumo de insectos este no podía faltar.

La Entomofagia en México predomina entonces en platillos picantes destacando: las Hormigas picantes, las enchiladas con saltamontes y los saltamontes fritos con guacamole.

También destacan el Mezcal, nombre con el cual se conoce a una bebida típica de Oaxaca  que se caracteriza por poseer un gusano en el fondo y los chapulines (Una clase particular de saltamontes que típicamente se consumen en este país guisados o tostados).

Los gusanos del agave también son muy apreciados en las recetas culinarias de los mexicanos. Se consumen fritos o a la brasa y se les acompaña por lo general con el indispensable picante.

Precisamente un gusano de agave es el que se encuentra en el fondo de la bebida Mezcal.

Finalmente no se podían dejar de mencionar los escamoles: Huevos de hormiga que han adquirido tanta fama en el país que se les suele llamar caviar mexicano.

Son difíciles de conseguir y por lo tanto, realmente costosos.

Tailandia

En Tailandia la Entomofagia se ha convertido en una importante fuente de ingresos.

Este país es el mayor consumidor de insectos que se conoce pero, más allá de ello el cultivo de insectos como tal, su venta para el consumo humano e incluso, la exportación de insectos hacia otros países con fines alimenticios constituye un sector significativo de sus ingresos; superando a otros países donde esta práctica es común pero no tan provechosa.

En pocas palabras los tailandeses son grandes consumidores de insectos y grandes cultivadores de estos también. Ellos lograron convertir la Entomofagia en un mercado productivo dentro de su territorio.

Se estima que el país cuenta con más de veinte mil granjas de insectos que se encargan de su posterior venta y distribución. Hecho que llevó a la FAO a opinar que en este país se ha logrado desarrollar la Entomofagia como un negocio sostenible y exitoso.

Tal vez en un futuro sea necesario verificar cómo lograron hacer esto a objeto de conseguir que la Entomofagia prospere en otras partes del mundo.

Es típica en esta región la venta de insectos de todo tipo para su consumo. Se pueden encontrar bien sazonados con especias o con soja y menta en puestos por todos lados.

Los gusanos de bambú y los saltamontes destacan porque están presentes en muchas de sus delicias culinarias.

Las hormigas rojas también destacan ya que a los tailandeses les encantan. Las suelen añadir a ensaladas o a cereales como el arroz ya que comparan su sabor con un añadido de limón que le da un toque extra delicioso a sus platillos.

Algunas de sus ciudades con interés turístico cuentan además, con restaurantes que se especializan en platillos cuyo ingrediente principal es un insecto.

A modo de atraer a los turistas occidentales hacia esta práctica es común que estos restaurantes sirvan comida occidental con algún agregado de insectos como por ejemplo: Lubina en salsa de hormigas, Risotto de Mariscos con saltamontes o incluso postres como helados con gusanos de seda.

Esos son platillos comunes en un restaurant destacado de este tipo ubicado en Bangkok.

Prácticamente todo el sur asiático vive con la práctica de entomofagia. Pero es tal vez el país de las sonrisas que mejor ha sabido venderla hasta convertirla en una verdadera atracción turística. En este país no es difícil toparse por las calles con brochetas de alacrán con todo tipo de gusanos, con saltamontes y con grillos procedentes de las granjas de todo el país.

Sur de África

Son aquellos países meridionales del continente africano. Los bosques de Namibia, Mozambique, Zimbabue, Zambia o Angola son el pasto de la oruga comestible de la mariposa emperador, fuente de proteínas importante también del comensal sudafricano.

Japón

Poseen una gastronomía tan rica e increíblemente sorprendente por sus ingredientes en los platillos, como por ejemplo los saltamontes inago, larvas de avispa, el dulzón hachi-no-ko que es muy popular en el interior del país.

La Entomofagia en Japón es casi tan común y variada como lo es en China y el resto de Asia. Y por supuesto, ampliamente aceptada.

En restaurantes de este país es posible encontrar: Crisálidas de mariposas de seda, larvas de avispas hervidas, saltamontes fritos con arroz azucarado, cigarras fritas y otros platillos contentivos de insectos que son considerados por los japoneses, un verdadero manjar. Y es que verdaderamente eso son, un deleite para el paladar.

También les encanta consumir alas de avispa o de abejas y las larvas de estas últimas, las cuales se consumen en todo el territorio japonés generalmente vivas, aunque también se pueden freír.

Fíjate en este dato curioso,  en la ciudad de Omachi son muy famosas las galletas de avispa excavadora con aguijón y todo.

Estados Unidos

En la ciudad de Nueva York la tendencia a comer insectos está siendo introducida con éxito creciente. En vez de las personas viajar para experimentar estos sin iguales sabores, los llevan a la considerada capital del mundo, para disfrutarlos por lo general en restaurantes de origen mexicano y orientales.

¿Por qué en algunos países no se comen insectos?

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) atribuye que la aversión de la práctica de la entomofagia es a que el desarrollo de esta agricultura sedentaria hizo que nuestros ancestros percibieran algo que les hiciera creer que los insectos eran como una amenaza para la producción de alimentos.

Por ello podríamos concluir que la repulsión a la ingestión de insectos es una simple cuestión cultural.

Comer insectos en los restaurantes

Ingerir insectos en una de las nuevas demandas culinarias de los restaurantes de algunos países Occidentales. Sin embargo, los restaurantes españoles tienen en su contra a la muy estricta ley de legislación sanitaria.

Los vendedores de insectos como algún tipo de alimento humano se enfocan en que hay un vacío legal en el país europeo España. Hace poco tiempo se aprobó una ley que permite el consumo de insectos a nivel europeo. Otros países del continente europeo como Bélgica, ya han dado su tota aprobación para la regularización de los insectos como alimentos, destinado específicamente al consumo humano.

 

[Total: 2   Promedio: 3.5/5]