Pueden los insectos contribuir con la seguridad alimentaria?

 

Por supuesto, el crecimiento demográfico,  la urbanización y el crecimiento de la clase media han aumentado la demanda de alimentos a escala mundial,  especialmente las fuentes de proteínas de origen animal. La tradicional producción de piensos animales, como las harinas de pescado, la soya y los cereales,  debe identificarse aún más en términos de eficiencia de recursos y ampliarse mediante el uso de fuentes alternativas.

Futuro

Aproximadamente para el año 2030 tendremos más de 9.000 millones de personas,  además de los miles de millones de animales que se crían anualmente con fines alimenticios o recreativos y como mascotas.

Por otra parte los factores externos como la contaminación del suelo y del agua debido a algunas actividades en excesos como ganadería intensivas y sobre pastoreo están  provocando la lastimosa degradación de los bosques,  lo que contribuye fuertemente en los cambios climáticos y en otros impactos ambientales destructivos. Por todo lo anterior debemos investigar posibles soluciones para estos problemas y por su puesto ponerlos es práctica.

Soluciones

 Unas de las posibles vías para abordar el campo de la seguridad de alimentos y piensos es a través de la cría de insectos. Los insectos están en todas partes,  se reproducen velozmente y poseen tasas elevadas de crecimiento y conversión, además de un reducido impacto ambiental durante un ciclo determinado de vida. Son muy nutritivos, ya que contienen altos niveles de proteínas, grasas y minerales. Pueden criarse aprovechando varios flujos de residuos, como por ejemplo los residuos de alimentos.

El uso de insectos a gran escala como ingredientes en la composición de diversas cosas en técnicamente viable, y en varias partes del mundo ya hay empresas totalmente consolidadas que están en la vanguardia en ese sentido,  el usar insectos como materia prima para la acuicultura y la alimentación de las aves de corral probablemente sea cada vez más frecuente durante la próxima década.

¿Por qué Insectos?

El uso de insectos cómo alimento y para la fábrica de derivados conforma un buen número de beneficios de carácter ambiental, sanitario y para los medios sociales y de vida,  siendo ejemplo de esto:

Ventajas ambientales

  • Los insectos son muy eficientes en la conversión de alimentos por ser especies de sangre fría.
  • Los gases del efecto invernadero producidos por la gran mayoría de insectos son probablemente inferiores a los del ganado común.
  • Los insectos pueden alimentarse de residuos biológicos y residuos alimentarios de origen humano, abono y estiércol, y pueden convertir estos residuos en proteínas de altísima calidad.
  • Los insectos utilizan menos cantidad de agua que el ganado tradicional, ya que son más resistentes a las sequías que el ganado
  • La cría de insectos depende menos de la tierra a comparación de la actividad ganadera.

Beneficios para la salud

Cuando nos referimos al contenido nutricional de los insectos nos enfocamos es en su etapa de vida,  su hábitat y si dieta. Por lo que concluimos lo siguiente:

  • Los insectos proporcionan proteínas y nutrientes de buena calidad en comparación con la carne y el pescado. Los insectos son especialmente importantes como complemento alimenticio para los niños con desnutrición porque la mayor parte de especies de insectos contienen altos niveles de ácidos grasos.
  • Además ellos plantean un riesgo reducido de transmisión de enfermedades zoonóticas, que son las enfermedades que los animales le transmiten a los humanos.

Beneficios para el Medio Social y los Medio de Vida

  • La cría y recolección de insectos pueden ofrecer importantes estrategias de diversificación de los medios de vida. Los insectos recogerse directamente del medio de una manera fácil y sencilla. Apenas se necesitan medios técnicos o inversiones importantes para adquirir equipos básicos de cría y recolección.
  • Los miembros con menos recursos de la sociedad, como por ejemplo las personas sin tierras de las zonas urbanas pueden encargarse de recoger insectos directamente de su entorno rural, cultivarlos, procesarlos y venderlos. Estas actividades pueden producir una mejora directa de la dieta y aportar unos ingresos derivados de la venta del exceso de producción como alimentos de venta callejera.
  • La recolección y la cría de insectos pueden generar oportunidades empresariales importantes en las economías desarrolladas.

Finalmente los insectos pueden procesarse para servir como alimento humano y animal con relativa facilidad.

[Total: 0   Promedio: 0/5]